ASM Web Services, experto en desarrollo de motores de push segmentados

El marketing digital ha sufrido dos cambios importantes respecto del marketing tradicional. El primero es que es cuantificable. Es imposible saber el número de compradores que entran a un concesionario a comprar un vehículo determinado después de haber visto un anuncio en la carretera. Por ese motivo, las campañas nunca han podido cobrarse a éxito.

Ahora con el mundo digital es posible cuantificar el éxito de una campaña y, por tanto, no tan solo se puede saber el retorno de la inversión de una campaña digital sino que el concepto performance marketing (el cliente solo paga por el éxito conseguido) está al orden del día. A raíz de esto ha nacido un negocio multimillonario y los costes de captar han superado claramente en la mayoría de casos a los costes de fidelizar clientes (hunting vs farming).

Desde hace mucho tiempo los e-commerce de retail están explotando sus bases de datos de clientes propios para fidelizarlos llevando muchas veces internamente dichas campañas. Lo hacen no tan solo para controlar el resultado, sino para no “ceder” un activo tan preciado como la base de clientes a un tercero para que lance campañas sobre ella. Para ello, estas empresas han lanzado una cantidad incesante de mensajes a los usuarios de sus bases de datos ofreciendo promociones de todo tipo e información muy variada.

Segmentar aumenta el impacto

Desde la aparición de las primeras aplicaciones móviles nativas que permitían enviar notificaciones emergentes (push) a todos aquellos que se las descargaban, estos envíos a los actuales clientes pasaron a ser masivos y atacándolos por todos los canales sin tener en cuenta sus gusto. Dichas notificaciones permiten lanzar ofertas de tiempo más reducido porque se puede controlar el momento de la apertura del push, mientras que no es así con el mail. Es por este motivo que la tendencia actual es que las campañas vayan cada vez más “targetizadas”, identificando los gustos de un cliente para no “molestarle” con promociones de artículos que no tienen ningún interés para él. Ahí entra en juego la segmentación, que por otro lado tiene que alimentarse constantemente de la información de compra de los usuarios para ser eficiente.

En ASM Web Services entendemos que tener una herramienta que permite al cliente lanzar promociones a sus clientes a través de notificaciones push segmentando la base en función de una serie de criterios clave es esencial para fidelizar al cliente, ahorra costes y significa una ventaja competitiva importante frente aquellos que o bien la tienen externalizada en terceros y no tienen el conocimiento en casa, o bien la tienen pero no han conseguido segmentar la base de forma eficaz o directamente que no cuentan con este tipo de tecnología.

Emili Rey | Experto en Mobile Sales de ASM Web Services

  • moviles
  • tecnologia

Clientes